Seguidores

follow me visiting

sábado, 14 de mayo de 2011



El perdón nunca es fácil. La amargura es fácil, el odio es fácil pero, el perdón, eso es duro. A veces la gente dice cosas que no quieren decir, o hacen cosas que no pueden cambiar. A veces, nosotros, hacemos cosas que no podemos cambiar. Así que nos alimentamos para matar de hambre al dolor. Todos tenemos miedo de algo. Yo tenía miedo, me estaba muriendo. Pero al frente de una gran desesperación tuve una revelación: lo que he hecho es quién soy. Pero lo que he hecho, no es quien seré. Han pasado casi 15 mil millones segundos, 438.290 mil horas,  6 meses desde que me dí cuenta de que lo que he hecho no es lo que puedo ser. Descárgate de los errores del pasado y, cuando lo hagas, tu corazón se hará más fuerte. Yo debo saberlo, se supone que mis errores salieron hace mucho tiempo. Eso no significa que lo hecho esté olvidado. Lo que se ha hecho, está ahí fuera.

3 comentarios:

Little luxuries teenagers dijo...

Simplemente te digo que de los errores se aprende, y que con el tiempo vamos ganando madurez y nos formamos como personas!
Liberate de la culpa y vive con ese recuerdo en un segundo plano!
Un besito muy fuerte!

http://littleluxuriesteenagers.blogspot.com/

Carolina García Ipser dijo...

Hola guapísima, la foto que has puesto es lindisima! sales muy natural peor genial y como no, GUAPÍSIMA!!!
un besazo desde
www.carolinagarciaipserandco.blogspot.com
feliz sábado :)

C. dijo...

hooola :) me gusta mucho tu blog!
TE SIGO , me sigues ?:)